The Great Conjunction/ La Gran Conjunción

THE GREAT CONJUNCTION

Is the Age of Aquarius starting next week? And if it is, what does it mean to us?

Jupiter and Saturn meet every 20 years and they follow a pattern of conjunctions in signs of the same element for about 200 years. Last time they started a cycle of Air, it was 1226; Last time they met in Aquarius, 1405. Read more about how this time pattern works here and how it seamlessly links one element with the next. Relevant historic events are connected to these conjunctions, becoming milestones or heralds of societal changes of course

By leaving Capricorn to enter Aquarius, we are leaving Earth to enter Air, moving from gross to subtle, from material to immaterial. There are some extra notes that add intensity to this particular “Gran Mutation”:

  • It happens on Aquarius 0º, degree of high intensity and all possibilities on the table
  • It happens only a few hours after the Winter/ Summer Solstice. Solstices are considered energetic gateways, so it’s adding to the spirit of change
  • Jupiter and Saturn haven’t been so close to each other since 1226
  • 2020 has endured a constant overlap of interconnected long-term planetary aspects, transits and retrogrades whose imprint doesn’t just vanish… It is like slow cooking the ingredients of a stew: Flavours mix and change the qualities of the food… that tastes differently to each one of us.

Humankind has been moving away from God and Nature and towards its own navel and our whimsical imagination for thousands of years. We rebrand and rename reality pretending we just invented or discovered it. In this fashion, Christmas became the christened version of the Winter Solstice and then exported and implanted all over the planet. We keep living, celebrating and grieving at the rhythms and organic designs of Nature, no matter how much we try to conceal it and dishonour them.

Let’s consider this during the Season, remove judgement, borders and complication and witness in awe the beauty of the pure and simple essence of life, the joy of revering Nature in our daily actions. All in all, oth Christmas and the Winter Solstice celebrate hope and transformation towards an auspicious exit of darkness.

Some believe that the Star of Bethlehem was the Great Conjunction of year 7 BC in Pisces

Nature will follow its course and she is offering us a hand to reroute our paths into her always loving waters. It’s up to us to smile in her direction or turn our back and continue pursuing ideas and constructions. There will be collective movements but they start with individual gestures and each one of us answer for our own

May we enjoy the Solstice, the Great Conjunction and our Christmas gatherings and celebrations in awareness, with a spirit of unity, love and truth. May that spirit pervade our bodies, minds, hearts and souls. May it lead to harmonious transitions and healthy evolution

Sources of interesting information about the Conjunction:

LA GRAN CONJUNCIÓN

¿Empezamos la Era de Acuario la semana que viene? Y, de ser así ¿Qué significa para nosotros?

Júpiter y Saturno se encuentran cada 20 años y siguen un patrón de conjunciones en signos pertenecientes al mismo elemento durante aproximadamente 200 años. La última vez que comenzaron un ciclo de aire fue en 1226, la última vez que coincidieron en Acuario, en 1405. Pulsa aquí para saber más acerca de cómo funciona esta secuencia y como enlaza un ciclo de elementos con el siguiente. Eventos históricos relevantes sucedieron alrededor de estas conjunciones y se convirtieron en puntos de inflexión o en heraldos de cambios de rumbo

Salimos de Tierra para ingresar en signos de Aire, desplazándonos de lo material y grosero, a lo inmaterial y sutil. Hay ciertas notas que añaden intensidad a esta particular “Gran Mutación”:

  • Sucede en el grado 0º de Acuario, al que se atribuye la máxima intensidad posible ya que nos situa con todas las posibilidades sobre la mesa
  • Tiene lugar tan solo unas pocas horas tras el Solsticio de Invierno o Verano. Se considera a los Solsticios como portales energéticos por lo que facilita y se alinea con el espíritu de cambio
  • Júpiter y Saturno no habían estado tan próximos en el cielo desde 1226
  • 2020 ha contemplado una superposición constante de aspectos planetarios de larga duración e impacto, tránsitos y retrogradaciones cuya huella no se desvanece sin más… Como en un buen estofado cocinado a fuego lento, los sabores y aromas se mezclan y alteran las cualidades de la comida… que nos sabe diferente a cada uno de nosotros

La Humanidad lleva miles de años apartándose de lo divino y lo natural para circunvalar su propio ombligo y nuestra caprichosa imaginación. Creemos redefinir la realidad cambiando el nombre de las cosas y pretendiendo que las acabamos de descubrir o de inventar. Así fue como la celebración del Solsticio de Invierno fue “bautizada” en lo que hoy llamamos Navidad, como fiesta cristiana y posteriormente exportada y expandida en todo el planeta. Seguimos viviendo, celebrando y haciendo duelo a los ritmos y diseños orgánicos de la Naturaleza, da igual cuánto nos esforcemos en disimularlo y en ignorarlos y deshonrarlos

Pensemos en ello durante las Fiestas; deshagámonos de prejuicios, fronteras y complicaciones para contemplar con asombro la belleza de la esencia de la vida, pura y simple; el gozo de venerar la Naturaleza en nuestras acciones cotidianas. A fin de cuentas tanto la Navidad como el Solsticio de Invierno celebran la esperanza y la transformación hacia una salida favorable de la oscuridad

Hay quien sostiene que la Estrella de Belén fue la Gran Conjunción del año 7 AC en Piscis

La Naturaleza seguirá su curso y nos ofrece una mano para redirigir nuestros pasos hacia sus siempre amorosas aguas. Es nuestra prerrogativa el sonreir en su dirección o volverle la espalda y continuar persiguiendo ideas y quimeras. Nos acercamos a tiempos de cambio colectivo, pero no olvidemos que comienzan con gestos individuales y cada uno de nosotros responde por los suyos

Disfrutemos del Solsticio, de la Gran Conjunción y de nuestras reuniones y celebraciones navideñas con atención y plena conciencia, en el espíritu de la unidad, el amor y la verdad. Que ese ánimo infunda nuestros cuerpos, mentes, corazones y almas. Que nos guie hacia transiciones armónicas y una sana evolución

Fuentes de información interesante sobre la Conjunción: